Cómo redactar un pitch deck multilingüe

Un pitch deck es simplemente una presentación preparada por emprendedores cuando quieren buscar financiación de inversores. Por lo tanto, es prácticamente una visión general rápida de tu plan de negocios. Hay dos versiones diferentes de un pitch deck: una con mucho texto e información que se comparte por correo electrónico, y otra versión que se presenta a los inversores potenciales, pero con muchas más imágenes. El objetivo de un pitch deck es presentar una idea a los inversores que despierte su interés y que les ayude a aprender más sobre tu negocio. Por lo tanto, asegúrate de tener una gran idea y haz tu presentación con pasión y entusiasmo.

               Al redactar tu presentación, es importante limitar una idea por diapositiva en la presentación y no tener más de 19 diapositivas para asegurarse de que sea una presentación totalmente clara y fácil de seguir. Normalmente hay dos partes distintas en un pitch deck: el deck principal y un apéndice. Intenta que el deck principal sea bastante corto y solo incluya diapositivas que sean absolutamente fundamentales para contar tu historia, y deja las diapositivas adicionales en el apéndice. Además, al final de tu presentación, deberías incluir una sección de preguntas y respuestas para que los inversores puedan tener claridad y ellos proporcionen comentarios que tu puedas utilizar para retocar el pitch deck antes de la próxima presentación. Por lo tanto, después de cada pitch, deberías recibir cada vez menos preguntas porque tu presentación mejorará y los inversores no tendrán que hacer tantas preguntas. Otro consejo primordial es explicar en detalle cómo utilizarías tu inversión porque un pronóstico financiero preciso ayudará a mitigar cualquier riesgo potencial que los inversores puedan ver en tu negocio.

             Hoy en día cada vez más empresas desean lanzar su negocio en los mercados internacionales y están tratando de atraer inversores del exterior. Por lo tanto, es importante para tu empresa traducir tu presentación a muchos idiomas diferentes para atraer inversiones de diferentes mercados. Tener tu presentación en diferentes idiomas dejará una impresión excelente en los posibles inversores porque les mostrará que estás preparado para hacer un esfuerzo adicional por ellos. La traducción es un punto clave para ello, y para tener una traducción precisa es fundamental que utilices un hablante nativo —y no un hablante no nativo— para traducir tu pitch deck.

¿Por qué es importante tener un hablante nativo?

Tener un hablante nativo para traducir tu pitch deck es absolutamente necesario para asegurarte de que tienes una traducción precisa, ya que los hablantes nativos pueden detectar incluso los más pequeños matices culturales y detalles estilísticos. Garantiza que el mensaje original se traduzca correctamente y evita cualquier malentendido. Por lo tanto, pueden ayudar a superar las barreras culturales que un hablante no nativo podría no detectar. Como resultado, los inversores potenciales tendrán mucha más confianza en tu presentación cuando el lenguaje sea 100% correcto y sin errores.

              Además, si estás pensando en un presupuesto reducido para que alguien traduzca tu presentación o incluso en usar la traducción automática para toda la presentación, ¡piénsatelo bien! El problema con la traducción automática es que no puedes captar el significado exacto del texto y traducirlo a otro idioma con el mismo significado, especialmente en textos especializados como este. Tener el pitch deck mal traducido te retrasara y, en el peor de los casos, tendrá un impacto en los resultados de tu negocio porque hará que los inversores piensen que no eres profesional.

              En general, si deseas traducir tu pitch deck a otros idiomas, deberás utilizar hablantes nativos para garantizar una traducción correcta y para mostrar a los inversores que te preocupas. Por último, se asegurarán de que además puedas conectar emocionalmente con los inversores y de que proporciones una presentación convincente en diferentes idiomas.

Fotos, cortesía de Pixabay para SnapwireSnaps 

 



Deja una respuesta

trece − nueve =