Inteligencia artificial vs. traducción automática

Es bien sabido que los idiomas no se pueden traducir directamente de uno a otro. Aspectos como gramática, preposiciones, jerga y vocabulario específicos de la cultura, entre otros factores, contribuyen a la tarea que es traducir con la máxima precisión. A lo largo de los años, las traducciones inexactas han provocado que las empresas se enfrenten a grandes pérdidas económicas debido incluso al más mínimo de los errores de traducción. Un ejemplo notable es el del grupo bancario HSBC, que gastó $10 millones en el reposicionamiento de marca tras la mala traducción de su eslogan «No asumas nada» por «No hagas nada», que envió un mensaje completamente diferente a su clientela.

En los últimos años, la inteligencia artificial (IA) y su naturaleza en constante evolución ha permitido que la traducción automática (TA) traduzca entre idiomas de una manera más avanzada, proporcionando traducciones veloces y rápidas que sean rentables. Aunque es importante establecer la diferencia entre estas dos tecnologías y hasta qué punto los humanos pueden confiar en la capacidad de esta tecnología para proporcionar traducciones del mismo calibre que las de un traductor humano.

¿Cuál es la diferencia?

Las traducciones de inteligencia artificial se identifican por su capacidad para convertir la traducción automática en una herramienta que aprendiendo y mejora su precisión constantemente. Los últimos algoritmos ahora consumen grandes cantidades de datos, lo que permite que la tecnología esté más en sinergia con las complejidades de la traducción. En consecuencia, esto requiere mucha menos asistencia humana en su programación, pero no sin erradicar por completo su necesidad.

La traducción ejecutada por máquina, también conocida como traducción automática o instantánea, traduce textos por medio de ordenadores sin la participación de humanos. Utiliza tres tipos de sistema de traducción para realizarlas, esto es:

  • Sistemas basados ​​en reglas: un sistema que utiliza una combinación de lenguaje, reglas gramaticales y diccionarios. Estos diccionarios suelen estar especializados según el sector al que pertenece la traducción, y los resultados suelen ser coherentes.
  • Sistemas estadísticos: este sistema comienza completamente desde cero y aprende a traducir analizando datos del idioma original y del idioma de destino. Este sistema crea traducciones que se leen de una manera más fluida, pero se sabe que son menos uniformes en su exactitud.
  • Traducción automática neuronal: este sistema hace que las máquinas aprendan a traducir utilizando una gran red neuronal. Este enfoque es el más nuevo de su categoría y es una eleccion extendida entre investigadores y desarrolladores, ya que muestra mejores resultados de traducción entre dos idiomas que los de los sistemas estadísticos.

Calidad de la traducción

A pesar de los grandes avances en la capacidad de la IA para mejorar la precisión de la TA, el sistema todavía tiene problemas con la escritura diaria. Esto se nota en el lenguaje especializado de documentos legales y médicos, palabras únicas que quizás no existan en otro idioma, y en imaginario enriquecido que se usa en las obras de ficción literaria. Teniendo esto en cuenta, el algoritmo y las máquinas que lo controlan requieren, por supuesto, aportaciones constantes de desarrolladores e investigadores y está lejos de ser autosuficiente.

Como resultado, la calidad de estas traducciones nunca puede garantizarse al 100% y, por lo tanto, aún requieren la ayuda de traductores para repasar lo que han realizado los TA. Como seres humanos con experiencia en varios idiomas, los traductores son conscientes de lo que los TA son incapaces de comprender. Incluye los problemas antes mencionados con el lenguaje especializado, y las expresiones únicas e imaginario de la ficción.

Por lo tanto, los traductores humanos siguen siendo necesarios para repasar estos matices que las máquinas simplemente no están acostumbradas o no son capaces de reconocer. La mayoría de las máquinas son capaces de realizar con éxito la mayor parte del trabajo, lo que hace realidad la posibilidad de traducciones veloces, rápidas y baratas. Sin embargo, la capacidad de los hablantes nativos, que experimentan el lenguaje y las emociones a diario, puede garantizar que los matices restantes se transmitan con éxito en el producto final.

Aquí, en BBLTranslation, ofrecemos un servicio de post-edición donde nuestro equipo de hablantes nativos revisa los textos traducidos automáticamente. Hemos identificado desde el principio la importancia de entregar traducciones precisas, y se refleja en las medidas que hemos tomado a lo largo de los años para asegurarnos de que ello permanezca en la esencia de quienes somos. Para garantizar la máxima precisión y mantener nuestra política de cero errores, siempre recomendamos las traducciones humanas.

Para obtener más información sobre lo que ofrecemos, consulta arriba nuestro menú desplegable Servicios.



Deja una respuesta

7 + 15 =