Urdu: un idioma con mucha demanda de traducción

Article

España es un país receptor de personas llegadas de muchas procedencias que establecen aquí su residencia. Las diferentes olas migratorias hacen que, en cada época, las demandas de traducción a diferentes idiomas puedan variar y existen comunidades muy amplias que hacen que estos servicios sean cada vez más importantes. Un buen ejemplo actual son los idiomas que hablan los refugiados que llegan a Europa, donde encontramos lenguas como el pashto, el dari, el kurdo o el árabe. Junto a ellas, encontramos otras con una alta demanda de traducción en los últimos años en España.
Hoy queremos centrarnos en el urdu, una lengua indoaria perteneciente a la familia de las lenguas indoeuropeas. Es el idioma oficial de Pakistán y uno de los 24 idiomas oficiales de la India. Debido a la inmigración también se habla en Bangladés y, en menor medida, en el Reino Unido, Afganistán, Omán, Catar, Nepal, Fiyi, Malaui y Mauricio.
Aunque su origen es difícil de precisar, algunos textos literarios indios del siglo XVI recogen la expresión «zaban-e-urdu» para referirse a la lengua hablada en el campo, la corte y la ciudad. Su presencia en Pakistán es el resultado de los asentamientos de refugiados musulmanes tras la partición de la India británica en 1947, de la cual formaban parte los actuales países Bangladés y Pakistán.
El urdu se basa en el alfabeto árabe (28 letras), al que se añaden cuatro letras del persa y cuatro letras propias. Gramatical y morfológicamente es muy parecido al hindi. De hecho, académicamente se consideran dos registros lingüísticos de una misma lengua, pese a que muchos hablantes de ambos creen que son dos lenguas totalmente distintas.

La onceava lengua más hablada del mundo

Según Ethnologue, uno de los catálogos más completos de lenguas vivas del mundo, más de 162 millones de habitantes del planeta hablan urdu. Esta cifra la convierte en la onceava lengua más hablada, en posiciones cercanas al alemán y al japonés. De esta cifra, unos 68 millones la tienen como lengua nativa y unos 94 millones, como segunda lengua. Si consideramos a los hablantes nativos, el urdu está entre los 20 idiomas más hablados del mundo, con datos similares al turco, italiano y chino cantonés.
En el Estado español, los flujos migratorios de las últimas décadas han supuesto un incremento de la población proveniente de una gran variedad de países, entre los que se encuentran India y Pakistán. A ellos se suman otros países que han hecho crecer la demanda de traducción de lenguas como rumano, árabe, búlgaro, chino mandarín, polaco, ruso, inglés, italiano, portugués, ucraniano y algunas lenguas del África Subsahariana como el wolof, el mandinga y el soninké.
El caso de Cataluña es especialmente interesante a la hora de analizar la demanda de traducción. Las lenguas más utilizadas por los inmigrantes son el árabe, el amazigh o bereber, el rumano, el chino mandarín, el inglés, el francés, el urdu, el panyabí y el albanés. Con una población de más de 47.000 habitantes, los pakistaníes representan el 4 % de la población inmigrante y el 0,6 % de la población total y son el séptimo colectivo por nacionalidad más numeroso de Cataluña. Por su lado, la representación de habitantes de la India roza casi los 20.000; un 1,7 % de la población venida de fuera y un 0,3 % de la población total.
Llegados durante los años setenta y ochenta, el crecimiento más importante de la población pakistaní se produjo a partir del año 2001. En el 2007, el 50 % de los paquistaníes del Estado español se encontraba ya en Cataluña, el 84 % concentrado en la comarca del Barcelonés, especialmente en las ciudades de Barcelona y Badalona. La mayor parte de ellos son oriundos de la provincia de Punyab y generalmente tienen como primera lengua el panyabí.
No obstante, el urdu predomina en los usos internos de la comunidad pakistaní, especialmente en los más formales, como los medios de comunicación intracomunitarios y, en consecuencia, también en las actividades de acogida dirigidas a este colectivo.
Esta nueva realidad social conlleva unas implicaciones de carácter lingüístico que se observan especialmente en el ámbito sanitario, jurídico y educativo y que han repercutido en el crecimiento de la demanda de traducción e interpretación. Por este motivo, cada vez es más necesario que los traductores, intérpretes y mediadores lingüísticos dominen la terminología específica de estos ámbitos para desempeñar un papel de gran utilidad en algunos de los sectores en los que es crucial saber gestionar las diferencias culturales.

Traducción jurada e interpretación consecutiva y de enlace en urdu

En BBLTranslation estamos atentos a las necesidades que genera el urdu como lengua de comunicación con la población pakistaní e india y ofrecemos un trabajo profesional integral especialmente en los campos de la interpretación consecutiva y de enlace, dos de los servicios más demandados.
En el primer caso, el intérprete actúa como enlace lingüístico entre dos personas que, en un momento determinado, no dominan el uso del mismo idioma y, por lo tanto, tienen dificultades para comunicarse entre sí. La interpretación consecutiva, por otro lado, se inicia con el discurso de un orador, cuya duración oscila entre cinco y diez minutos. Durante este tiempo, el intérprete toma notas de los principales conceptos. Cuando el orador hace la pausa, el intérprete reproduce exactamente el discurso del orador apoyándose en las notas que ha tomado mientras este hablaba. Esta es, sin lugar a dudas, la modalidad de interpretación más exigente.
Además, nuestro equipo de profesionales también ofrece servicios de traducción jurada en urdu para aquellos casos en los que las traducciones requieran un carácter oficial y garantiza la máxima calidad desde el punto de vista jurídico y lingüístico. La documentación se entrega al cliente en soporte papel, sellada y firmada por un traductor jurado. Los documentos más habituales son, entre otros: certificados de nacimiento, matrimonio o defunción, contratos, informes legales, dictámenes, títulos académicos, licitaciones, ofertas reservadas y adopciones internacionales.

Nuestros valores

Tu éxito es nuestro éxito

Rapidez y confidencialidad

Traductores nativos especializados

Garantía cero errores

"La traducción es el precio que se tiene que pagar para convertir una oportunidad en éxito"

Preguntas

España: +34 93 187 6994

Italia: +39 06 983 52558

Reino Unido: +44 208 180 1993

Formulario

Advertencia importante: le aconsejamos que lea detenidamente el contenido del presente texto legal con carácter previo a facilitar cualquier dato de carácter personal a través de la web de Bibielle Global Translations, SL., propietaria y responsable de la correcta aplicación de la Política de Privacidad.
De conformidad con la normativa de aplicación a la protección de datos de carácter personal, y conforme a las nuevas disposiciones contenidas en el Reglamento General Europeo de Protección de Datos (en adelante RGPD), de directa aplicación el 25 de mayo de 2018, Bibielle Global Translations, SL le informa de lo siguiente:
i. Datos de contacto del Responsable del tratamiento: Bibielle Global Translations, SL (en adelante BBL), con CIF B65336885 y domicilio social en Muntaner 200, 1ª planta Barcelona, 08036 España y correo electrónico de contacto legal@bbltranslation.eu

ii. Finalidades: los datos recogidos mediante el correo electrónico de contacto, o formulario para la solicitud de presupuesto de servicios, serán incorporados a los ficheros titularidad de BBL con la finalidad de atender, tramitar y dar respuesta al objeto de su solicitud o contacto. Los datos facilitados no serán utilizados con finalidades distintas a las que motivó su recogida.

iii. Adicionalmente, y de manera voluntaria, podrá prestar su consentimiento (marcando la correspondiente casilla o registro) para el envío, por cualquier vía y/o medio electrónico, de comunicaciones comerciales y mantenerle informado, acerca de los servicios que, siendo similares a los actuales, puedan resultar e su interés, y BBL ofrezca a sus Clientes y usuarios en condiciones más ventajosas, y la realización de encuestas de mercado o satisfacción del cliente.

iv. Conservación: los datos serán conservados por el tiempo exclusivamente necesario para alcanzar los fines que motivaron su recogida, dar respuesta al objeto de su solicitud o contacto y mientras exista un interés mutuo, siendo suprimidos cuando dejen de ser necesarios a tales fines, finalice la relación comercial o contractual entablada, salvo que su conservación venga dispuesta por una obligación legal.

En el caso de prestar su consentimiento para el envío de comunicaciones comerciales, los datos personales serán tratados de forma activa mientras ostente la condición de Usuario, o no revoque su consentimiento.

v. Comunicación de datos: en ningún caso sus datos serán cedidos o comunicados a terceros, salvo obligación legal; ni se efectuará transferencias internacionales de los mismos, salvo consentimiento inequívoco del interesado, previa información de los posibles destinatarios, finalidad y, en su caso, país de destino.

vi. Deber de secreto: BBL cumple estrictamente el deber de secreto y confidencialidad de los datos de carácter personal, habiendo implementado, a estos efectos, las medidas de índole técnica, organizativa y de seguridad necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento y/o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la técnica, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, todo ello, conforme a lo establecido por la legislación española y europea de Protección de Datos de Carácter Personal.

vii. Derechos que asisten al interesado:

a. Ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, limitación del tratamiento, portabilidad de datos y no ser objeto de decisiones individualizadas automatizadas, mediante escrito dirigido a Bibielle Global Translations, SL, Calle Muntaner 200, 1ª planta Barcelona, 08036 España o a través de la dirección de correo electrónico legal@bbltranslation.eu indicando el objeto de su solicitud, y acompañando DNI o pasaporte que le identifique.
b. Reclamar ante la Autoridad de Control: si un usuario considera que no se está haciendo buen uso de sus datos, y no es atendido por BBL podrá dirigir una reclamación a la autoridad de protección de datos que corresponda, siendo la Agencia Española de Protección de Datos la indicada en nuestro País.

viii. En el supuesto de que reciba comunicaciones comerciales por medios electrónicos, de conformidad con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), podrá retirar su consentimiento, darse de baja o modificar sus datos utilizando el mismo canal, a través de la dirección de correo electrónico legal@bbltranslation.eu que se designará en cada comunicación.