Aspectos fiscales del acuerdo Brexit del Reino Unido con la UE

Aunque se esperan más pautas del gobierno en el futuro cercano con respecto a los cambios entrantes y cómo se cumplimentará y administrará de manera práctica el tratado de libre comercio, resumimos a continuación unos conceptos clave desde una perspectiva fiscal.

Implicaciones fiscales de la prestación de servicios transfronterizos a clientes de la UE (externos e internos)

Sin nuevas barreras al comercio de servicios – Cualquier entidad que preste servicios transfronterizos a clientes / entidades con sede en la UE no debería preocuparse por nuevos riesgos fiscales porque existe el compromiso de que no se aplicarán nuevas barreras comerciales a los proveedores de servicios «detrás de la frontera». Después del Brexit, los requisitos locales del país de pago / realización del trabajo (sujeto a cualquier tratado fiscal bilateral entre ese país y el Reino Unido) seguirán regulando la retención de impuestos que se aplican a las tarifas de servicio y a los riesgos de establecimiento permanente (EP). Los requisitos locales del país donde se encuentra la entidad del cliente (regla general) o donde se encuentra el activo del cliente (si un servicio está directamente relacionado con un bien inmueble) continuarán regulando sus posibles consecuencias en materia de IVA. Ten en cuenta que los acuerdos fiscales no se aplican al IVA.

No se aplican derechos de aduana al comercio de mercancías – Varias entidades del Reino Unido importan productos de la UE y, del mismo modo, algunas entidades en los estados miembros de la UE exportan ciertos productos al Reino Unido (por ejemplo, equipos de ensayos). No existen aranceles aduaneros en el comercio de mercancías originarias del Reino Unido o la UE gracias al acuerdo de libre comercio. Sin embargo, las entidades deberán cumplir con las nuevas obligaciones de cumplimiento aduanero en el Reino Unido / UE. A partir del 1 de enero de 2021, se aplicará una medida de control fronterizo total en la UE. Sin embargo, de acuerdo con el «Modelo operativo fronterizo», el Reino Unido introducirá gradualmente dichas medidas de control fronterizo total (que comenzarán con un período de 6 meses hasta que sea necesario presentar declaraciones de importación para la mayoría de las mercancías).

Según el «Arancel global del Reino Unido» (UKGT, por sus siglas inglesas) / «Arancel aduanero común de la UE», la importación o exportación de mercancías desde / hacia la UE acarreará automáticamente un tipo positivo de derechos de aduana. Las entidades deberán verificar si su negocio cumple con las «normas de origen» para que puedan beneficiarse del acceso libre de impuestos. Además, las entidades deberán gestionar una serie de requisitos aduaneros, por ejemplo, deberán clasificar y valorar las mercancías, así como determinar qué mercancías están sujetas a restricciones o prohibiciones de licencias. Los equipos pertinentes deberán monitorear a lo largo del 2021 el desarrollo de los nuevos términos comerciales y la orientación en dicha materia.

Ningún requisito para establecer o mantener una presencia local – Las entidades del Reino Unido que prestan un servicio a un cliente de la UE no necesitarán establecer o mantener una presencia local en virtud de las leyes comerciales / empresariales del país del cliente. Sin embargo, la forma en que se aplican los requisitos de EP a efectos fiscales no cambiará. Por lo tanto, si la entidad incumpliera uno de los límites del EP local, entonces la entidad pertinente del Reino Unido tendría que registrar un EP para cumplir con los requisitos de la legislación fiscal local.

Viajes de negocios – Los servicios ahora deberán adherirse a los nuevos permisos de trabajo y las reglas de inmigración si requieren presencia física para realizarlos o si implican viajes de negocios. Por lo tanto, consulta los requisitos que se aplican a los «visitantes comerciales a corto plazo» (STBV, por sus siglas en inglés). Sin embargo, los riesgos de EP a efectos fiscales seguirán estando regulados ​​por las leyes fiscales locales (condicionados a cualquier acuerdo fiscal bilateral entre ese país y el Reino Unido). Por lo tanto, el Brexit no debería originar ningún riesgo / requisito adicional de EP.

Excepciones (no relacionadas con impuestos)– Aunque los compromisos generales en el texto principal del acuerdo son amplios, hay varias reservas de los Estados miembros en una serie de sectores que deben priorizarse. Por ejemplo, cualquier prestación de servicios de construcción en Chipre debe ser de nacionalidad chipriota. Por lo tanto, sería buena idea revisar el acuerdo cuidadosamente para identificar cualquier requisito adicional para los servicios impuesto por ciertos Estados miembros de la UE y emprender una planificación de contingencias ante posibles nuevas barreras comerciales (por ejemplo, el no reconocimiento de los títulos de aptitud profesional del Reino Unido).

El documento del acuerdo (Acuerdo comercial y de cooperación) se puede encontrar en: EU-UK_Trade_and_Cooperation_Agreement_24.12.2020.pdf (publishing.service.gov.uk).

El sitio de la UE de preguntas y respuestas se puede encontrar en: Questions & Answers: EU-UK Trade and Cooperation Agreement (europa.eu).

 

Foto de DANIEL DIAZ desde Pixabay 

 



Deja una respuesta

4 × 1 =