Traducción y teletrabajo: cómo los dos van de la mano

La traducción y el teletrabajo pueden complementarse muy bien. El teletrabajo no tiene por qué significar solo trabajar desde casa; si las circunstancias lo permiten, puede significar trabajar desde cualquier parte del mundo con personas que también trabajan desde cualquier parte del mundo. La traducción requiere algo más que la capacidad de hablar dos o más idiomas. También implica conocimiento cultural, conocimiento de la materia y conocimiento contextual.

Por supuesto, ser traductor puede abrir puertas a oportunidades laborales en todo el mundo, ya sea en distintas empresas o como autónomo; pero más allá de esto, las habilidades necesarias para ser un buen traductor son transferibles y pueden aplicarse en muchos contextos diferentes. Los niveles de versatilidad, competencia y precisión que poseen los traductores son invaluables.

Muchas empresas buscan ampliar su alcance y entrar en nuevos mercados, y la familiaridad con otros idiomas, culturas y mercados proporcionada por un traductor experimentado es imprescindible para ayudarlas a lograrlo. Teniendo esto en cuenta, el trabajo de consultoría remota podría ser una opción viable para alguien con experiencia en traducción que busque diversificarse.

Además, una mentalidad global puede resultar particularmente útil cuando se vive o trabaja en el extranjero. Cuando se busca establecer una empresa en otro país, el conocimiento existente del campo en el país de origen combinado con las habilidades de localización y el aprecio por la nueva cultura podría ser la clave del éxito de la empresa.

Estas habilidades se pueden utilizar de todas formas incluso sin tener que trasladarse a otro país. Trabajar de forma remota con una empresa con sede en el extranjero podría resultar un desafío para alguien que no comprenda los matices y las normas del país en el que opera su empresa. Sin embargo, es probable que un traductor esté más en sintonía con estas cosas y entienda mejor lo que se espera de ellos y lo que se puede esperar de la experiencia.

 Aunque el trabajo a distancia puede no ser para todos, si es algo que has contemplado, vale la pena que valores cómo tu trabajo o habilidades existentes pueden adaptarse a un nuevo estilo de trabajo. Hay muchos sitios que pueden ayudar en el proceso de búsqueda de trabajo remoto, así como sitios, como Swap My Office que facilitan el trabajo remoto en diferentes ubicaciones. Swap My Office, permite a los miembros intercambiar oficinas y / o hogares en todo el mundo, lo que permite una inmersión cultural real y elimina los gastos de alojamiento. ¿Por qué no descubres cómo puedes desarrollar tu carrera mientras exploras nuevas formas de trabajo?



Deja una respuesta

2 × 3 =